La mujer publica

la-mujer-publica.jpgDIRECTOR: Zulawski, Andrzej
PAIS: Francia
AÑO: 1984
DURACION: 110 min
INTERPRETES: Valerie Kaprisky, Francis Huster, Lambert Wilson

El histrionismo desmesurado con el que Zulawski encaró su quizás mejor época, tiene una de sus culminaciones, –o continuaciones–, en “La mujer Pública”.

Como una compilación de sus dos anteriores film, “Lo importante es amar” y “Posesión”, en este trabajo el director polaco aúna la pasión desatada, con el mundo del cine (cine dentro del cine); todo ello con el siempre omnipresente y esplendido desnudo de Valérie Kaprisky, y sazonado con un discordante alegato político.

Una joven actriz principiante se verá inmersa en la posesión que significa el mundo de la interpretación, tanto que acabará trascendiendo a su vida privada. Pasión inducida por el director del film que se encuentran rodando, otra victima de la intensidad y la seducción del arte.

En medio, la propia representación (Los Poseídos de Dostoyevski) en la que el autor ruso denunciaba los extremos del poder. El paralelismo entre la historia presente y la representación, constituirá una denuncia, aclarada innecesariamente con una tercera trama, contra los sistemas totalitarios.

Pero aparte las reivindicaciones sociales, fuera de tono, el verdadero hilo conductor de la obra lo constituirá la tormentosa existencia de su protagonista, llevada con una interpretación exagerada y cercana al estilo teatral (como nos confirma el apéndice del film).

La película y sus argumentos a base de personajes límite, responde al estilo narrativo del director, Una estrategia epatante a veces, ridícula otras, que sirvió para catalogar a Zulawski dentro de los cineastas de culto de su país (Polanski, Kieslowski), con una obra difícil, y que, en definitiva, no le aguantaría más allá de tres o cuatro largometrajes.

Anuncios