Las bicicletas son para el verano

las-bicicleta-son-verano.jpgDIRECTOR: Chavarri, Jaime
PAIS: España
AÑO: 1983
DURACION: 100 min
INTERPRETES: A. Soler Leal, A. Gonzalez, G. Diego, V. Abril

Película basada en la obra de teatro con el mismo nombre del polifacético Fernando Fernán Gómez, y en la que su director, Jaime Chavarri, no tiene más que añadir a los textos literarios su buen oficio cinematográfico, para convertir “Las bicicletas son para el verano” en uno de los mejores filmes españoles de su época.

La narración, como tantas de Fernán Gómez, se desarrolla en plena guerra civil, en este caso, en el Madrid asediado y aislado durante todo el conflicto. Tres años de guerra que, autor y director, reflejan a través de los sentimientos del coro de personajes que representa el vecindario de un inmueble de la clase media madrileña.

Personajes sin apenas ideologías políticas claramente definidas, salvo, las derivadas del apego a las tradiciones religiosas, del interés por conservar una situación económica, la simpatía a unas desdibujadas utopías juveniles, o en la mayor parte de los casos, absolutamente ninguna. Diferencias políticas y sociales que la necesidad y el hambre se encargarán de aplazar, a modo de tregua, hasta que la “victoria”, (y no la paz, como nos aclara su protagonista), devuelvan a cada uno a su sitio.

El soberbio trabajo de todos los actores, hace vivir a través de sus interpretaciones, lo absurdo de un enfrentamiento, que convirtió a una nación, en un pozo de hambre, miseria y muerte. Sacrificios inútiles que acabarían instaurando una situación de desigualdad mucho más acentuada, una política autoritaria, una legalidad injusta y una sociedad totalmente reprimida; en la que, los que antes estaban bien, ahora estarían mejor, y los que estaban mal, pronto llegarían al “peor”, a la cárcel o a la fosa común de algún cementerio.

Anuncios