Mr. Arkadin

mr-arkadin.jpgDIRECTOR: Welles, Orson
PAIS: Francia
AÑO: 1955
DURACION: 94 min
INTERPRETES: Orson Welles, Robert Arden, Michael Redgrave

Tras su forzada salida de los Estados Unidos, Orson Welles, recaló su humanidad en la vieja Europa, y muy especialmente en la, a sus ojos, particular España. Aquí es donde realizaría su primera película en el exilio, “Mr. Arkadin”, y aquí es donde terminó afincándose la mayor parte de su tiempo.

El filme, se desenvuelve dentro del aire policiaco con el que ya había experimentado en trabajos anteriores. No obstante, vuelve a posar su ácida critica en los plutócratas, y sus corrompidas carreras hacia el poder. Como le ocurriera al viejo Kane, la añoranza de una felicidad nunca encontrada, marcará la descabellada huida hacia el absurdo. En el caso de Arkadin, esa infelicidad se concreta, en el amor imposible de su única hija, a la que no podrá evitar dejar sumida en un mundo de soledad y frustración.

Ésta, quizás sea la película más floja de su corta filmografía. Rodada en un país pobre, como la España de los cincuenta, donde el presupuesto, por muchos milagros que hiciera el productor, nunca llegaría al de cualquier película de serie B en Hollywood.

El oficio de Welles, tratará continuamente de suplir sus acostumbrados platós cargados de barroquismo, con escenarios típicos del país –soportales, castillos, procesiones,…– , o con la profusa utilización de las ópticas, con las que buscará enfáticos encuadres. Aun así, se alternan visiblemente, los excelentes planos del Welles de siempre, con una perfecta utilización de la luz, creando sus personales atmósferas expresionistas, con otros en la que la fotografía resulta de lo más simple.

Tampoco la narración resulta brillante, aunque la trama pudiera haber sido de interés. Lejos de la Hayworth, de Cotten, etc., el hilo conductor se vuelve confuso y poco entretenido.

Así pues, la primera película fuera de Hollywood, tampoco iba a mejorar sus últimas producciones americanas, definitivamente marginado ya del gran circuito.

Anuncios