Nosferatu

nosferatu.jpgDIRECTOR: Herzog, Werner
PAIS: Alemania
AÑO: 1979
DURACION: 106 min
INTERPRETES: Klaus Kinski, Isabelle Adjani, Bruno Ganz

En 1922, Murnau, quiso rodar una película basada en la novela de Bram Stoker “Drácula”, pero al no resultar posible su adaptación por no conseguir los derechos del escritor, el director alemán, filmó su propia versión de la conocida leyenda, cambiando el título por “Nosferatu”.

De lo que fue y sigue siendo una obra maestra del cine expresionista, medio siglo más tarde, su compatriota Werner Herzor, rinde un evidente homenaje a su antecesor, adaptando, ya no el escrito original, sino la propia obra fílmica, a su peculiar estilo.

El film nos muestra la visión de la muerte como liberación de una hipotética vida eterna, vacía de estímulos, y solo mitigada con la posesión de la voluntad de los semejantes (vampirización). Además de la inevitable expansión de esta práctica, –como la peste–, a lo largo y ancho del planeta, y establecida ya como condición peculiar del género humano.

La metáfora toma forma en la obra de Herzog, en medio de un enfoque que no puede abstraerse a la ironía, y en el que, estéticamente cambia el duro expresionismo, por un cromático naturalismo, combinando técnicas propias del documental histórico, con escenas más cercanas al surrealismo o incluso a la coreografía teatral.

El juego con la muerte y su representación en el tétrico baile de ataúdes, la festiva aceptación del fin en plena epidemia de peste negra, la repelente invasión de las ratas como símbolo de la universalización del mal, o la patética figura del mismo conde Drácula (exactamente la de Murnau), convierten a una historia concebida como de terror, en una película que se ha de tomar no exenta de una sutil y sana ironía.

Ver trailer

Anuncios