Novecento

novecento.jpgDIRECTOR: Bertolucci, Bernardo
PAIS: Italia
AÑO: 1976
DURACION: 302 min
INTERPRETES: Gérard Depardieu, Robert De Niro

De grandilocuente epopeya podríamos calificar este verdadero “blockbuster” europeo a la americana. Dividida en dos películas, con más de cinco horas de proyección, con un presupuesto millonario y con un reparto en consonancia con las pretensiones de gran superproducción, Bertolucci, de una tacada, narra la historia social de Italia en el siglo veinte.

Comienza en 1900, con el nacimiento a la vez de Roberto, heredero de una familia de ricos terratenientes, y Olmo hijo de un bracero de la hacienda.

A lo largo del extenso metraje, la vida paralela de ambos muchachos nos guiará por los distintos acontecimientos políticos. Así, asistiremos, sobretodo, al nacimiento de los movimientos sociales en Europa, –en este caso, Italia–, desde los primeros gérmenes del comunismo, como revolución contra una clase burguesa explotadora; el nacimiento del fascismo, apoyado por los patronos como contención del proletariado, o su derrota en la segunda guerra mundial. Para terminar en una convivencia contemporánea, muy distinta de la habida al principio de siglo.

La militancia comunista del director, explica por sí sola el sesgo propagandístico del film, lo que lo convertiría automáticamente en un panfleto, restando gran parte de interés. La contradicción que conlleva el hacer proselitismo obrero, mediante una superproducción de éste tipo, –encaminada abiertamente a llegar a sus incondicionales–, hace que “Novecento” pasara a ser en su día un referente del cine comprometido.

Con el paso del tiempo, no ha quedado casi nada. Los movimientos sociales se han acomodado a la sociedad de consumo, los patronos déspotas han cambiado su actitud hacia comportamientos más discretos, y la revolución se ha transformado en una consensuada convivencia.

Lo que el contenido del film se podría considerar como un manifiesto utópico, las formas, más comerciales que testimoniales, nos colocan en la verdadera realidad que era en los años setenta el descafeinado eurocomunismo.

Ver trailer

Anuncios