Otra mujer

otra-mujer.jpgDIRECTOR: Allen, Woody
PAIS: USA
AÑO: 1988
DURACION: 73 min
INTERPRETES: Mia Farrow, Gena Rowlands

Estamos posiblemente ante una de las películas mas “bermangnianas” de Woody Allen; prescinde absolutamente de toda referencia a la comedia y se centra en un concienzudo estudio del comportamiento de un tipo de personas, que, me parece adivinar, resultan muy parecidas al propio director, aunque éste trate de eludir la semejanza cambiando el sexo al protagonista.

Woody Allen pone en boca del personaje de una mujer cincuentona, Marion, el repaso frío y amargo de lo que ha sido su vida, al encontrar casualmente a una joven en la que reconoce lo que podría haber sido su existencia, de haber tomado algunas decisiones alternativas menos cerebrales, menos disciplinadas y haberlas dejado mas en manos de la “primitiva” emotividad.

El filme, es la evocación de la actitud vital de una persona refugiada en su intelecto, rechazando sistemáticamente cualquier emoción, cualquier sentimiento que pusiera en peligro su brillante carrera profesional, impulsada y animada desde una admiración y una exigencia paterna subliminalmente edípica, y sacrificando para ello, o por ello, su familia, sus matrimonios, renunciando a la maternidad, provocando la envidia y el rechazo de sus amigos, encerrada siempre en su torre de marfil, con una sobredosis de autoestima y aceptando como correctas unas relaciones, en realidad, artificiales y de puro convencionalismo.

Tras todo este proceso de toma de conciencia con su absoluta soledad, Marion, reconoce encontrarse, no obstante, en estado de paz interior. Quizás, el haber conseguido experimentar por primera vez el difícil ejercicio de la sinceridad consigo misma, le ha devuelto al mundo de los “imperfectos” humanos.

Anuncios