Padre nuestro

padre-nuestro.jpgDIRECTOR: Regueiro, Francisco
PAIS: España
AÑO: 1984
DURACION: 93 min
INTERPRETES: Fernando Rey, Francisco Rabal, V. Abril, Rafaela Aparicio

El clima de libertad que se estaba consolidando mediados lo ochenta, dio pie a argumentos, ya no de denuncia visceral, sino de, simplemente exposición de temas espinosos, tabúes en otro tiempo, y que ahora ven la luz de una forma serena y sobria.

Francisco Regueiro, en “Padre nuestro”, aborda de una forma inusual, atrevida y fría el tema de la ética personal en las más altas latitudes de la cúpula religiosa.

Un cardenal (Fernando Rey), diagnosticado de una enfermedad terminal, decide volver a su pueblo, del que huyó para refugiarse tras los muros del Vaticano. Al regreso se nos muestra, como el pasado del prelado, mujeriego y vividor, había dejado una criada enamorada y embarazada de una hija, ahora prostituta, también una nieta de padre desconocido, una madre frustrada por la ambición y un hermano (Francisco Rabal) condenado a vivir tras su larga sombra.

En el film, no solo se nos muestra la doble moral en el clero, –hasta sus últimas consecuencias–, sino la soberbia que otorga el poder, y que el cardenal ejercerá hasta el último suspiro, con el fin de dejar el futuro atado según sus preferencias.

No obstante, –y nos recuerda algún testamento político–, a la vista de los personajes, supuestamente manipulados, el final no deja duda que el desarrollo de los acontecimientos diferirá sustancialmente de los deseados por el arrogante príncipe de la iglesia.

Mención especial hay que hacer a la última aparición conjunta de los dos monstruos de la pantalla, Fernando Rey y Francisco Rabal, dando vida de forma magistral, con un acoplamiento y una complicidad perfecta, a unos personajes tan dispares de una forma más que soberbia.

Ver trailer

Anuncios