Placido

placido.jpgDIRECTOR: Berlanga, L.G.
PAIS: España
AÑO: 1961
DURACION: 83 min
INTERPRETES: Cassen, J.L. Lopez Vazquez, M. Alexandre, E. Quintilla

Confirmada la separación del tandem Bardem-Berlanga, la obra de cada uno continuará, con más libertad, dentro de su peculiar estilo personal. Luís García Berlanga se decantará por un tono satírico, rayando frecuentemente el más puro humor negro. Pero siempre en la línea común de denuncia hacia una sociedad con la que comulgará en muy escasos planteamientos.

Tras unos años apartado del cine, desanimado por sus disputas con la censura y las productoras consentidas, Berlanga coincide con el guionista Rafael Azcona, con el que emprende una nueva etapa que inicia con el filme “Placido”.

La película, siempre en tono de agria comedia, incide, hasta llegar al más crudo ridículo, en la denuncia de una caridad inútil e hipócrita, propiciada y defendida por una patética clase, pretendidamente acomodada, y bendecida por la poderosa e influyente iglesia católica.

En el filme, la aduladora burguesía de una pequeña ciudad, representa una pantomima navideña, acogiendo piadosamente a cenar en sus casas a los menesterosos del pueblo. Mendigos y desvalidos, acabarán extrañamente revueltos con unas supuestas estrellas del espectáculo, traídas de la capital, en un intento de animar el insufrible hastío provinciano.

La insólita combinación, reúne patéticamente a la fingida caridad cristiana, con la codicia de un capitalismo ramplón y con una libidinosa sordidez, originada por la brutal represión impuesta por el Régimen.

Tras esta farsa ridícula, y como verdadera trama de fondo, la realidad de una clase trabajadora, representada en Plácido y su familia, a la que apenas alcanza para comer, ignorada en sus necesidades, pero utilizada servilmente para cualquier ocupación sin el menor respeto.

Ver trailer

Anuncios