Scarface

scarface.jpgDIRECTOR: Hawks, Howard
PAIS: USA
AÑO: 1932
DURACION: 93 min
INTERPRETES: Paul Muni, Ann Dvorak, George Raft, Boris Karlof

En el periodo que siguió a la gran depresión del veintinueve, la política progresista del presidente Roosevelt, además de soluciones económicas, propició un movimiento autocrítico, a través de todos los ambientes culturales. Y no fue menos el cine, que abordó los temas más candentes, en un periodo, corto por desgracia, de gran permisividad expresiva.

Howard Hawks, se apunta a esta denuncia con uno de los títulos míticos del cine negro, “Scarface”, en el que, más que exponer, exige al gobierno, una decidida actuación contra las mafias que controlaban (y controlan) la actividad económica del país. En este caso, “Scarface” reproduce, conveniente y precavidamente disimulada, la biografía del ganster italoamericano Al Capone.

El film, transforma un género habitualmente de aventuras, en la culminación de un estilo. Estilo en el que predominará siempre una enfermiza codicia. En el que se denuncia la incultura y la ausencia de ética, en un país “ocupado” por una compleja amalgama de emigrantes, muchos de ellos sin raíces, cuya conducta la rigen sus necesidades o su ambición y su única moral proviene de sus caducas e inmovilistas tradiciones de origen. En el que el hermetismo de los grupos étnicos llega a trasfondos criminales. Y en el que la impotencia de la política, la policía o la justicia, queda en evidencia, ante la fuerza de las armas.

Tres cuartos de siglo después, ya no se trafica con alcohol, ni se dilucidan los monopolios con ametralladoras, pero la infraestructura y los principios del sistema, continúan pareciéndose demasiado.

Ver trailer

Anuncios