Taxi

taxi.jpgDIRECTOR: Saura, Carlos
PAIS: España
AÑO: 1996
DURACION: 108 min
INTERPRETES: Ingrid Rubio, Carlos Fuentes

Después de dieciséis años del rodaje de “Deprisa, deprisa”, tras el giro radical hacia el cine musical, documentando su gran pasión por el flamenco, Carlos Saura rescata el aspecto de denuncia que marcó toda su etapa en la dictadura.

Con un estilo fresco y directo muy parecido al utilizado en “Los Golfos”, en la película citada anteriormente, o en “¡Ay Carmela!”, pone de manifiesto, en el año 96, el grado de intolerancia que subyace peligrosamente en una parte importante de la sociedad.

Con oficio impecable, denuncia los cada vez más frecuentes focos de violencia contra emigrantes, marginados, y, en realidad, contra todo lo que no se ajusta a la norma establecida por el ¿nuevo régimen liberal?, que los políticos han quedado en llamar “el estado del bienestar”.

La historia del film se desarrolla a través de la vivencia de una pareja de jóvenes, en esa edad de transición (comienzan la película jugando a vídeo-juegos para adolescentes) en la que deberán decidir forzosamente su posicionamiento ideológico como adultos.

Paz, es una muchacha con las ideas muy claras (claras de definición y claras de limpieza), pero que por razones de familia se ve involucrada en las puertas de un grupo organizado de ultraderechistas, grupo que repudia conforme va descubriendo sus violentas actividades. Por su parte, Dani, el muchacho cuyo padre ha quedado parapléjico como consecuencia de una agresión a unos drogadictos, este hecho le ha servido de argumento para ser enrolado en la banda de neofascistas.

Con la entrada de Paz en su vida, se le plantea un crucial conflicto emocional al tener que elegir entre el amor por la chica o la solución ultraviolenta y conservadora que le brindan sus mayores. (Debate interno al que solo le falta los tambores de Calanda, que seguro le hubieran acompañado si el film hubiera sido rodado por Buñuel).

.

Ver trailer

Anuncios