Un sabor a miel

un-sabor-a-muel.jpgDIRECTOR: Richardson, Tony
PAIS: Gran Bretaña
AÑO: 1961
DURACION: 100 min
INTERPRETES: Dora Bryan, Robert Stephens, Rita Tushingham

El movimiento inglés llamado “free cinema” se afianza en los años sesenta con su aportación al cine social europeo con autores como Tony Richardson y una de sus primeros trabajos “Un sabor a miel”.

A caballo entre el documentalismo inglés, y el realismo emanado del cine italiano, Richardson, retrata una Inglaterra de clase trabajadora –o parada–, con sus barrios sucios y marginales, y sobretodo una juventud ausente en su formación cultural, con un futuro sin ilusión, y a la que le llega justo para satisfacer sus necesidades más primarias de una forma mísera e indigna.

Un ambiente demoledor, en el que Richardson todavía nos deja un resquicio para desarrollar una emotiva historia, entre una muchacha olvidada a su suerte por una madre fracasada, posesiva y caprichosa, a la que no obstante seguirá añorando, y un joven homosexual, que sin exigir nada a cambio ofrece sus incondicionales sentimientos a la joven.

El retrato de la sórdida vida de los protagonistas, con la adolescente embarazada en una ocasional aventura, –emulando la historia de su propia madre–, un joven de tendencias sexuales excluyentes o una mujer madura que apura sus últimos encantos femeninos, nos ofrecen un panorama desolador del todopoderoso impero británico.

Aquí, las referencias de Dickens, con su humanización de personajes marginados, se hacen evidentes, puestas al día con una estética paralela a la “nouvelle vague” o al cine social que se desarrolló en la década en el resto de Europa.

Ver trailer

Anuncios