Viridiana

viridiana.jpgDIRECTOR: Buñuel, Luis
PAIS: España
AÑO: 1961
DURACION: 90 min
INTERPRETES: Silvia Pinal, Fernando Rey, Francisco Rabal

Tras los desacertados elogios de la iglesia católica sobre “Nazarín”, el no menos desacertado régimen franquista parece suavizar su desconfianza hacia Buñuel, circunstancia que éste aprovecha para rodar en España “Viridiana” como un paso mas para abandonar la precaria cinematografía mexicana.

La película cuenta de una joven, Viridiana, a punto de ingresar en un convento de clausura, y que renuncia a su propósito después de vivir el suicidio de su anciano tío, tras la rotunda negativa a ser la compañera de éste en su vejez.

El sentimiento de culpabilidad la lleva a intentar redimirse a través de la caridad, recogiendo indiscriminadamente a todos los vagabundos del pueblo e intentar redimirlos cristianamente.

Como contrapunto a la beata actitud de la joven, aparece su primo Jorge, hijo natural del anciano, persona practica y vitalista que intentará poner en orden las haciendas que ambos han heredado, (mientras los obreros contratados por Jorge restauran la casa, Viridiana pasa el tiempo rezando con los desmotivados mendigos).

En la primera ocasión en la que éstos no se sienten vigilados, dan rienda suelta a sus primitivos instintos organizando una escandalosa y sacrílega orgía, demostrando no estar dispuestos a cambiar su miseria por una vida acomodada, a cambio de su libertad.

Tras comprobar la inutilidad y la ineficacia de la caridad cristiana, Viridiana entiende que los problemas del complejo mundo debe resolverlos el hombre por sí mismo, sin huir de ellos acudiendo a referencias místicas.

Incluso entrando a formar parte de un “juego de cartas a tres” en el final de la película. Este final fue el único cambio impuesto por la censura en la revisión del guión. En el original, Viridiana llamaba a la puerta de la habitación de Jorge y entraba en su cama, ocupando el puesto de su amante, que salía. Pero éste, como reconocía el propio Buñuel, agradecido a la censura, lo mejora substancialmente: “Casi estoy avergonzado de mi primer final, era demasiado grosero y demasiado directo“.

En cuanto a la forma externa, fue tan escandalosa como no se recordaba en Buñuel desde el surrealismo parisino. De tal forma que su estreno en España no se produjo hasta después de desaparecida la dictadura. En cuanto a su difusión internacional, intervino el hecho casual de enviar, por premura en el doblaje, una copia al festival de Cannes antes que a la censura española. Al recibir de dicho festival la Palma de Oro, su triunfal carrera internacional fue imparable, circunstancia ésta que originó en España el cese fulminante del ministro responsable.

Ver trailer

Anuncios