This Must Be the Place

En el anterior post, divagaba yo solo, sobre la influencia de los fenómenos que un día fueron vanguardias, sobre su evolución o desaparición, y sobretodo, como la manipulación que la industria del arte-espectáculo, acaba haciendo de estos acontecimientos un lucrativo negocio. Un poco por casualidad (sólo un poco), ha caído en mis ojos “This Must…