El cine vestido de corto

Un género minoritario donde los haya, un género ignorado, mirado con menoscabo, inferior, de principiantes. Estos y muchos más adjetivos son los que se les cuelgan a los cortometrajes. Sin distinción, sean buenos, malos o regulares.

Una forma de hacer cine que a pesar de lo poco que ocupa, nunca se le ha encontrado un sitio propicio para su exposición –o habrán sido falta de ganas–. La poca visión del cine empresarial, y la falta de interés por parte de las instituciones culturales –en el caso de que las haya, que lo dudo–, han forjado un cierto desprestigio de “aficionado” al mundo del cine breve.

A todos parece que se nos olvida la obra de Chaplin o Buñuel por ejemplo, y a todos nos han encantado los cortos de (el primer) Pixar, pero el olvido sigue erre que erre.

Un perro andaluz – Luis Buñuel (1929)

Hoy, con el invento de la producción digital, mas accesible, y el rollo este de internet, parece que el cortometraje está encontrando caminos, al menos para su difusión. Si también resultaran rentables sería ya la hostia.

Además del mundo de la animación impulsada por la utilización de los ordenadores –que listos son los ingenieros informáticos, y que cosas tan vistosas hacen–, además, digo, el formato tradicional parece cobrar nuevos (o viejos) impulsos.

Desde productoras modestas, pero independientes (o casi), moviendo el producto por festivales, certámenes, semanas de, y acabando en YouTube o Vimeo, logran hacer cosas francamente admirables.

La dama y la muerte – Javier Recio (2010)

Podemos encontrar producciones caras, como “La dama y la muerte“, apadrinada por Antonio Banderas, o entrañables documentales “Como un dios que ya no ampara“, como ejemplos singulares. Podemos asombrarnos de casos como la calidad de la productora Amapola Films, con magníficos cortos de Paula Ortiz, o el certamen FIBABC donde se encuentran joyas de todo tipo.

Pero todo este rollo, ha sido solo una excusa para poder recomendar un blog que para mi ha resultado ser la biblia del cortometraje: “Ideas y palomitas“. Donde su administradora nos obsequia puntualmente con un desinteresado trabajo de recopilación, de lo mejor que anda por esos mundos.

La verdad, no sé de donde los saca, pero sirva este torpe y modesto post para agradecer su magnífica labor, y a la vez recomendar a los lectores –si los hubiere–, que se pasen de vez en cuando a mirar por estos enlaces, esas pequeñas maravillas, que nada tienen que envidiar, muy al contrario, a muchos truños de dos horas y montón de pasta.

Y es que una idea corta, puede ser genial, pero necesariamente habrá de ser corta.

Un poco de sitio porfa.

Volver

About these ads

6 comentarios en “El cine vestido de corto

  1. Siii, el blog de Ideas y palomitas es genial!!! Para mi también es la biblia del cortometraje jajaja Cada vez que tengo ganas de ver buenos cortos, me paso por el blog y me quedo un rato mirando. Además me encanta porque hace reseña de los mismos, te cuenta datos técnicos, no solo publica el corto como podría aparecer en la mayoría de los lados. Es sensacional, me uno a tu recomendación :)
    Por cierto, que ácido te pusiste con el tema de la cultura jajaja ;)

  2. Acabo de ver tu post (gracias a dialoguista) y sólo me queda cantar con salero aquello de “agradecida y emocionada, solamente puedo decir, gracias por escribiiiiiir”
    Muchas gracias por el guiño, un impulso para seguir buscando cortos de todo tipo esperando que cada uno encuentre de vez en cuando sus joyitas. Saludos!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s