1984, a 2012

En 1949, el escritor inglés George Orwell, imaginó para 1984 una sociedad dominada por un poder organizado, apoyado en el miedo, la ignorancia y la falta de libertad, para dominar a las masas sociales en favor de las minorías elitistas.
El absoluto control utilizando las nuevas tecnologías, a través de las cuales ningún ciudadano podría tener ni vida ni pensamientos propios, convertían al ser humano en una mera herramienta del sistema.
Orwell escribió esta obra al final de su vida, y resulta una evidente metáfora antifascista, pero sobretodo anticomunista. Decepcionado a lo largo de su vida por la verdadera condición de los partidos políticos, acabará como un acérrimo inquisidor de los estados totalitarios.
Precisamente en 1984, -y parece que con una gran dosis de oportunismo-, Michael Radford rueda la versión para el cine de la novela. La adaptación resulta un éxito comercial, con pocos medios, el director logra trasmitir el mensaje original con gran fidelidad.

El resultado en el momento de su estreno, sobretodo en algunos círculos, no pasó del calificativo de anticuado y exagerado “panfleto” anti estalinista.
La excesiva imaginación sobre una tecnología que nos tuviera controlados en nuestra propia casa, que pudiera alterar la historia de los acontecimientos a voluntad, o manejar a las masas dócilmente, resultaba algo demasiado imaginativo.
Pero el error fundamental de Orwell no fue limitarse a un único partido, quizás, solo fue equivocarse de año.

Volver

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s