Con faldas y a lo loco

con-faldas-y-lo-loco.jpgDIRECTOR: Wilder, Billy
PAIS: USA
AÑO: 1959
DURACION: 115 min
INTERPRETES: Marilyn Monroe, Tony Curtis, Jack Lemmon

En una de sus más famosas producciones, “Con faldas y a lo loco”, Wilder reúne a tres figuras del cine –Marilyn Monroe, Tony Curtis y Jack Lemmon–, para configurar una de sus más conseguidas comedias.

En esta ocasión, la comedia, divertida y de un ritmo vertiginoso, se queda prácticamente solo en eso, que no es poco, pero en muchos aspectos, dosificando el sarcasmo y el humor ácido a que nos tiene acostumbrado este director.

La película nos cuenta como dos músicos en paro, se han de travestir para ser aceptados en una orquesta de señoritas. Este rol, para empezar, hará que conozcan el proceder del hombre frente al sexo, desde el lado opuesto, el de la mujer. Así pues, Lemmon será cortejado y propuesto en matrimonio por un viejo millonario, cosa que acabará asumiendo. Mientras Curtis, deberá volver a disfrazarse, esta vez de un rico e impotente magnate del petróleo, para conquistar a la vocalista de la propia orquesta, la mítica, pero aquí humilde e inocente Marilyn.

A pesar de las mentiras y falsedades de ambas relaciones, en un final antológico, cada uno será aceptado tal cual.

Con escenas tan magistrales, como su personal visión de la matanza del día de San Valentín, o la pesadilla que representa para Jack Lemmon ver realizado el sueño de su vida (estar rodeado de chicas semi desnudas en la cama, pero debiendo comportarse como una de ellas). Y sobre todo, la ya legendaria escena final, con el consabido “nadie es perfecto”, que abre, descaradamente, una puerta a la tolerancia y a la normalidad homosexual, convierten a este film en una de las obras maestras de la comedia.

Quizás sin la sutileza de su maestro Lubitsch, pero también sin la acritud con la que Wilder acostumbra a amargar la risa del espectador.

Ver trailer

About these ads