Mamma Roma

mamma-roma.jpgDIRECTOR: Pasolini, Pier Paolo
PAIS: Italia
AÑO: 1963
DURACION: 105 min
INTERPRETES: Anna Magnani, Ettore Garofolo, Franco Citti

Segunda película de Peir Paolo Pasolini, en la que conserva su adscripción al movimiento de denuncia social post-neorrealista, en la que también comenzaron los Fellini o Visconti, para después todos ellos evolucionar hacia una obra pretendidamente más personal, aunque en cualquiera de los casos, dudosamente superior.

La historia de “Mamma Roma”, se puede concebir como una continuación, o más bien un complemento, a su anterior film “Accattone”. Si en aquella, la línea narrativa se centraba en el joven indolente, que vive de la explotación de sus prostitutas, aquí la protagonista (Anna Magnani) es la propia mujer sexualmente utilizada.

Repitiendo en el papel de mísero proxeneta el actor Franco Citti, (como simbólico eslabón con Accattone), la Magnani interpreta a Mamma Roma, una prostituta de pueblo, que abandonada por su chulo, emigra a la gran ciudad con el fin de reunir los medios económicos suficientes para traer consigo a su hijo, y emprender juntos una vida lejos de la marginalidad y más cercana a su sueño de la incipiente clase media.

El reencuentro con su hijo, ya adolescente, su nueva ocupación como humilde vendedora en el mercado o la nueva casa en uno de los emergentes barrios obreros, en medio de cualquier descampado de los extrarradios, parecen, no obstante, auspiciar el buen final de la añorada ilusión.

Pero aquí, Pasolini, vuelve a insistir, en la paupérrima estructura social, para el desarrollo de una juventud, que no ha vivido la guerra, pero que está condenada a sufrir sus consecuencias.

La situación imperante de una cultura inexistente, la falta de aliciente por el trabajo, el menosprecio por el sexo femenino, acabarán con la inocencia del muchacho, pese al sacrificio continuo de la abnegada madre.

Sin llegar a la epatante crudeza de Accattone, la sacrificada Mamma Roma contribuye a formar con el film anterior un imprescindible retablo de la Italia de los sesenta, en pleno desarrollismo económico, aunque lamentablemente no tanto humano y cultural.

Ver Trailer

About these ads